Usted está aquí: Inicio > Misiones > De las Misiones > Detalle de las Misiones

Vally mae Castillo



/images/ff_16_2.jpgLa verdad es que formar parte de una fundación como esta es una de las mejores cosas de mi vida. Cada vez me gusta ayudar más y más y además me ha enseñado a valorar todo lo que tengo. Cada vez que me preguntan: ¿Qué es Operación Sonrisa? Lo primero que se me viene a la mente es mi gran sonrisa de pertenecer a una fundación que cambia las vidas de las personas. Porque ese es nuestro propósito, cambiar la vida de los niños, abrirle las puertas a nuevas oportunidades y lo más importante hacerlos felices. Para mí no hay nada mas lindo que ver a un niño sonreir después de haber tenido su operación. Sus mismas expresiones al verse ellos mismos transformados demuestra lo felices y agradecidos que están. No hay palabras que expliquen tanto, lo importante y lo feliz que me hace formar parte de Operación Sonrisa.Operación Sonrisa, dos palabras que significan mucho para mí. Esta fundación me ha enseñado 3 cosas: Primero que hay que darle gracias a Dios todos los días, Segundo que hay mucha gente que necesita nuestra ayuda y Tercero que no hay mejor sentimiento que hacer a alguien feliz. Durante mis 3 años en Operación Sonrisa cambie  totalmente mi perspectiva de ver el mundo. Me di cuenta que cada vez hay más gente que necesita de nuestra ayuda. Lo mejor de formar parte de esta fundación son los niños. Ver sus caras de felicidad cuando te ven, cuando juegas con ellos, incluso hasta cuando les hablas. Una de mis mejores experiencias fue en mi primera misión en la provincia de Chiriquí. Todos los días teníamos la oportunidad de ir al albergue. Veíamos niños llegar, niños irse y niños quedarse ahí 2 o 3 días. Jugábamos con ellos todo el día toda clase de juegos. Me impresionó mucho que ellos teniendo casi nada se veian como las personas más felices del mundo y que nosotros teniendo casi todo, siempre nos quejamos. Ahí me di cuenta que lo que estaba haciendo valía el esfuerzo. Que además de hacerme feliz a mí, los hacía feliz a ellos. Y eso es lo más importante.



Compartir    
¡Haga una donación ahora!
Una cirugía de 45 minutos puede cambiar la vida de un niño para siempre.

DONAR
 
Cómo nos ayuda su aporte.
En Operación Sonrisa Panamá gracias a las donaciones de personas, instituciones y empresas solidarias, hemos logrado que más niños puedan tener una sonrisa en los labios y esperanza en sus corazones.

Vea los testimonios.